Requisitos para ser considerada una Empresa Innovadora de Base Tecnológica (EIBT)

¿Tu empresa tiene un proyecto innovador y de alto potencial? Si es así, podrías ser elegible para el estatus de Empresa Innovadora de Base Tecnológica (EIBT), el cual te brinda acceso a una serie de beneficios fiscales y de apoyo al emprendimiento.

En este artículo, te guiaremos a través de los requisitos que debes cumplir para obtener esta distinción:

1. Antigüedad de la empresa:

  • Ser una empresa de nueva creación, es decir, que no hayan transcurrido más de 5 años desde su inscripción en el Registro Mercantil. En el caso de empresas de biotecnología, energía o industriales, este plazo puede extenderse hasta 7 años.

2. Origen de la empresa:

  • No haber surgido de fusiones, escisiones o transformaciones, con la excepción de aquellas creadas a partir de otras empresas emergentes o empresas de base tecnológica («spin-off») originadas en universidades públicas.

3. Distribución de dividendos:

  • No haber distribuido dividendos desde la constitución de la empresa.

4. Cotización en bolsa:

  • No cotizar en un mercado regulado (bolsa, mercados alternativos, etc.).

5. Ubicación:

  • Tener sede, domicilio social o establecimiento permanente en territorio español.

6. Plantilla:

  • Al menos el 60% de la plantilla debe tener un contrato laboral en España.

7. Proyecto innovador:

  • Desarrollar un proyecto de emprendimiento innovador que cuente con un modelo de negocio escalable.

8. Volumen de negocio:

  • Tener un volumen de negocio que no supere los 10 millones de euros anuales.

9. Antecedentes de los socios/administradores:

  • No estar fundadas o dirigidas por personas que no estén al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

10. Delitos:

  • No estar fundadas o dirigidas por personas condenadas por delitos de:
    • Administración desleal.
    • Insolvencia punible.
    • Delitos societarios.
    • Blanqueo de capitales.
    • Financiación del terrorismo.
    • Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social.
    • Prevaricación.
    • Cohecho.
    • Tráfico de influencias.
    • Malversación de caudales públicos.
    • Fraudes y exacciones ilegales.
    • Delitos urbanísticos.
    • Pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas.

11. Impacto ambiental:

  • No desarrollar una actividad que genere daños al medioambiente.

12. Socios:

  • No tener socios titulares de una participación de al menos el 5% del capital social o cuyos administradores hayan sido condenados por alguno de los delitos mencionados en el punto 10.

Obligación de notificación:

Es importante destacar que el solicitante deberá notificar cualquier cambio que pueda afectar al cumplimiento de estos requisitos, tanto durante el proceso de acreditación como después de obtener la distinción de EIBT.

Conclusión:

Si tu empresa cumple con todos estos requisitos, te animamos a solicitar la acreditación como EIBT para acceder a los beneficios que ofrece este programa. Recuerda que para más información, puedes consultar la página web del Ministerio de Ciencia e Innovación o contactar con nosotros.